Primer Centenario de la Asociación de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental

Cien años de Ingeniería en Andalucía

La Asociación Territorial de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental (ATIIAOC) es la organización profesional más antigua de Andalucía, de entre todas las ingenierías de carácter civil. Es una institución con personalidad jurídica de carácter privado, sin ánimo de lucro, declarada de interés público, e inscrita en el Registro de Asociaciones de la Junta de Andalucía, que en 2018 cumplirá su primer Centenario.

Agrupa actualmente a unos 3.300 Ingenieros Industriales, todos los que están actualmente colegiados, de las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla. Sus orígenes se sitúan en la primera década del siglo XX, aunque funcionando de manera informal y poco coordinada, como correspondía a una iniciativa de los verdaderos pioneros de la ingeniería en Andalucía.

Hay que recordar que las Asociaciones de Ingenieros Industriales son las organizaciones profesionales más antiguas de España, de la ingeniería Industrial. Su origen data de finales del siglo XIX, y se crearon para canalizar las inquietudes y reivindicaciones de los pioneros de la Ingeniería Industrial en nuestro país.

Algunas de estas reivindicaciones siguen siendo, por cierto, muy actuales: Demanda de industrialización y de enseñanza en el ámbito industrial, constitución de un colectivo de referencia que jugase un papel relevante en el diseño del desarrollo industrial nacional, defensa de las atribuciones profesionales, formación y actualización continua de los conocimientos de sus afiliados, y creación de un Cuerpo Nacional de Ingenieros Industriales en la Administración pública.

Fruto de las iniciativas profesionales que se produjeron en esos años, en mayo de 1918 nació la Asociación de Ingenieros Industriales de Sevilla (AIIS) —- germen de la que posteriormente sería la Asociación Territorial de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental —-, como Agrupación de la Asociación Nacional de Ingenieros Industriales.

No obstante, aunque esta fecha de 1918 se considera formalmente como la de constitución de nuestra Asociación, hay datos que confirman su funcionamiento de manera informal e independiente desde principios de esa década. Su actual configuración territorial, agrupando a las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla, se remonta a principios de la década de los 40.

Esta figura de asociacionismo profesional era entonces, y continua siéndolo en la actualidad en los países europeos más industrializados, la habitual de las organizaciones profesionales de la Ingeniería Industrial. Conviene señalar en este punto a la Institution of Mechanical Engineers (IMECHE) del ReinoUnido, fundada en 1847 y que cuenta hoy con más de 100.000 miembros; y la Verein Deutscher Ingenieure E. V. (VDI) de Alemania, constituida en 1856 y que actualmente es la mayor asociación europea en el campo de la técnica, con más de 150.000 afiliados.

En nuestro caso, la AIIS, con sus sucesivas ampliaciones territoriales hasta configurarse definitivamente como la ATIIAOC, continuó desarrollando su actividad en las décadas de los años 20, 30 y 40 en un entorno socioeconómico extremadamente duro, marcado por las repercusiones en España de la Primera y Segunda Guerras Mundiales, las crisis de los años 30 y la guerra civil española. Todo ello en un escenario de graves estrecheces económicas (en 1932 sólo había 43 afiliados en toda Andalucía) y una situación política muy poco estable.

El año 1950 marca el punto de partida de la vida conjunta de las Asociaciones y Colegios de Ingenieros Industriales de España. El 9 de abril de ese año se publicó en el BOE el Decreto Fundacional de los Colegios, iniciando su actividad casi todos ellos en los inicios de 1951. Concretamente, el Colegio de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental registra su primera reunión de Junta de Gobierno el 12 de febrero de 1951.

Hasta hoy, estas dos organizaciones, Asociación y Colegio, han convivido en la misma sede y con el mismo interés de preservar el ejercicio de la profesión, fomentar el servicio a la sociedad de los Ingenieros Industriales, servir de medio de formación y de unión de los profesionales, y procurar un continuo desarrollo industrial y económico de nuestra región.

La labor desarrollada por los Ingenieros Industriales en estos cien años ha sido importantísima para el desarrollo socioeconómico de Andalucía. En este contexto, y transcurrido más de un siglo desde la materialización de las primeras actuaciones de la Ingeniería Industrial en nuestra región, cabe hacer una reflexión sobre la significación y utilidad de la labor de todos los profesionales que han contribuido con sus conocimientos, dedicación y esfuerzo al desarrollo de Andalucía.

El Centenario, cuyo lema es “Cien años de Ingeniería en Andalucía”, quiere dar respuesta a esta reflexión. Los objetivos perseguidos son:

1. Divulgar las actuaciones de la Ingeniería Industrial en Andalucía, y su utilidad social.
2. Poner en valor a la ingeniería andaluza. ¿Qué hacen los Ingenieros Industriales y con qué fines?.
3. Poner en conocimiento de la sociedad la función de los Ingenieros, y su participación en el progreso social, económico, cultural y científico de Andalucía.
4. Prestigiar a la ingeniería en Andalucía.
5. Fomentar el reconocimiento social de la profesión de Ingeniero Industrial.

Para conmemorar tan singular efeméride se desarrollará un amplio calendario de actividades a lo largo de 2018 en las cuatro provincias de la demarcación territorial de la Asociación. Con este motivo, se ha constituido un Comité de Honor compuesto por las principales autoridades nacionales, autonómicas y locales relacionadas con la Ingeniería Industrial, cuya Presidencia ha aceptado S.M. el Rey.

Huelga insistir en la labor socioeconómica realizada por los Ingenieros Industriales en beneficio de la sociedad, y por eso hemos considerado que la ocasión de la celebración del Centenario propicia la oportunidad de hacer patente el reconocimiento a la eficaz y abnegada labor realizada por todos estos profesionales durante tantos años, y dar mayor visibilidad a la Ingeniería como instrumento transformador de la sociedad, generador de progreso, empleo y riqueza.

Confiamos en que este proyecto marque un hito en la sociedad andaluza, y modestamente sirva, tras echar una mirada atrás y contemplar el progreso conseguido con el esfuerzo de todos, como estímulo para redoblar energías, fomentar la imagen de la Ingeniería Industrial ante la sociedad, y reimpulsar el desarrollo socioeconómico de Andalucía.